La sola presencia del smartphone reduce nuestra capacidad cognitiva, incluso estando apagado

Por: Jhoanell Angulo en tekcrispy

La proliferación de los teléfonos inteligentes ha dado paso a una era de conectividad sin precedentes. Usuarios de todo el mundo están ahora conectados constantemente a amigos lejanos, información virtualmente ilimitada y entretenimiento sin fin. A pesar de que estos dispositivos tienen un inmenso potencial para mejorar el bienestar, su presencia persistente puede tener un costo cognitivo; un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Negocios McCombs, de la Universidad de Texas en Austin, concluye que la capacidad cognitiva se reduce significativamente cuando el smartphone está al alcance, incluso si está apagado.

El grupo de investigadores llevó a cabo una serie de experimentos, en los que participaron cerca de 800 usuarios de teléfonos inteligentes, en un intento de medir, por primera vez, el desempeño de las personas en completar tareas, cuando tienen sus teléfonos inteligentes cerca, incluso si no los están usando.

En un experimento, los investigadores pidieron los participantes sentarse en una computadora y tomar una serie de pruebas, que para realizarlas de manera exitosa, requieren de plena concentración.

Las pruebas se orientaron a medir la capacidad cognitiva disponible de los participantes, es decir, la capacidad del cerebro para contener y procesar datos en un momento dado. Antes de empezar, los participantes fueron instruidos al azar para colocar sus teléfonos inteligentes en el escritorio, pero con la pantalla hacia abajo, en su bolsillo o bolso personal, o en otra habitación. A todos los participantes se les solicitó colocar sus teléfonos en modo silencioso.

Los investigadores encontraron que el grupo de participantes que tenían sus teléfonos en otra habitación, superó con creces a los que tuvieron sus teléfonos en el escritorio, y también superaron a los participantes que habían mantenido sus teléfonos en un bolsillo o bolso.

Los resultados sugieren que la mera presencia del teléfono inteligente reduce la capacidad cognitiva disponible y deteriora el funcionamiento cognitivo, a pesar de que las personas sienten que están dando toda su atención y concentración para realizar la tarea en cuestión.

El coautor del estudio, Dr. Adrian Ward, Ph.D. en psicología y profesor de ciencias del comportamiento y mercadeo de McCombs, explica: “Vemos una tendencia lineal que sugiere que a medida que el teléfono inteligente se hace más notable, los participantes disminuyen su capacidad cognitiva disponible. Su mente consciente no está pensando en su teléfono inteligente; pero ese proceso, en el que se exige a sí mismo a no pensar en algo, utiliza parte de sus recursos cognitivos.”

En otro experimento, los investigadores observaron el efecto en personas que se autodefinen como “dependientes del teléfono”. Los participantes realizaron la misma serie de pruebas que ejecutó el primer grupo y fueron asignados al azar para mantener sus teléfonos inteligentes o bien en el escritorio con la cara hacia arriba, en un bolsillo o bolso, o en otra habitación. En este experimento, a algunos participantes se les solicitó que apagaran sus teléfonos.

Se pudo constatar que los participantes más dependientes de sus teléfonos tuvieron un peor desempeño en las pruebas, en comparación con sus pares menos dependientes, pero sólo cuando mantuvieron sus teléfonos inteligentes a la vista o a su alcance.

Los investigadores señalan que no importa si el teléfono inteligente se encuentra encendido o apagado, o si estaba o boca arriba o boca abajo sobre el escritorio; tener un teléfono inteligente a la vista o al alcance, reduce la capacidad de una persona para concentrarse y realizar tareas, debido a que parte de su cerebro está trabajando activamente para no pensar en el teléfono.

Concluye el profesor Ward: “No es que los participantes estaban distraídos debido a que estaban recibiendo notificaciones; en este estudio pudimos evidenciar que la mera presencia de su teléfono inteligente, fue suficiente para reducir su capacidad cognitiva”.

Autor: Clickefectivo

Compartir esta entrada